domingo, 28 de noviembre de 2010

El amor de Martín Gómez - Datos técnicos

El amor de Martín Gómez

Espantoso drama de la pampa con incrustaciones de pericón argentino.
También titulado: ¡Ven, que te doy un mate, pendejo!

Escenario.- Especie de corral, situado en plena pampa donde se supone que está el rancho de Martín Gómez.
Época: No consta. Es de día.
Argumento: Martín Gómez ha enviado a varios peones para que rapten a Esperanza, esposa de Joaco Foscarelli. La traen entre varios, maniatada. Ella se resiste y le insulta. Cuando él la desata y la abraza, ella lo abofetea. Llega el esposo de la raptada y luchan con cuchillos. Martín apuñala al adversario, que muere. Los suyos aclaman a Martín y prosiguen la fiesta.


Comentario: Jardiel  no la incluye entre la lista de obras cuya autoría reconoce, y por tanto no está publicada a nivel oficial.
Escrita en la misma línea que todas las piezas del denominado "Teatro para leer", con algunos rasgos de humor en las acotaciones o en algún diálogo. Emplea algunos localismos en el habla de los personajes, que además sesean a menudo.

3 comentarios:

Carlos Farina y Daniel Chanchi Sánchez dijo...

La verdad es que a esta obra no la conocía siquiera por el título. ¿En qué libro de Jardiel ha sido publicada? Lo que me llama la atención es que el título alternativo sea: "¡Ven, que te doy un mate, pendejo!" Los argentinos jamás decimos "ven", sino que decimos "vení."
Muchísimas felicitaciones por el blog. Es excelente.

juan ballester dijo...

El texto lo dio a conocer uno de sus nietos, Enrique Gallud Jardiel, a través de su blog. Es posible que en su época fuese además publicado en alguna de las revistas en las que colaboró Jardiel, como Buen Humor o Gutiérrez.
Este es el vínculo del referido blog (entrada del 18 de abril de 2008):
http://humoradas.blogspot.com/search?q=El+amor+de+Mart%C3%ADn+G%C3%B3mez

juan ballester dijo...

Efectivamente, repasando el material gráfico de que dispongo, compruebo que esta pieza, con este mismo título y subtítulo, se publicó en el nº 218 de la revista Buen Humor (31 de enero de 1926).